domingo, 1 de mayo de 2016

Restricciones en los orientales para los videos porno

Los vídeos porno japoneses tienen una particularidad que en pocos segundos es detectada por quien esté observando por primera vez una de estas producciones: hay restricciones en los orientales para los vídeos porno. Explicamos cuidadosamente la atracción por los comic xxx.

El porno japonés y las restricciones estatales



Lo primero que se debe aclarar sobre estas restricciones del porno en Oriente es que en realidad se trata de Japón. Por ende, no hay que confundir a quienes actúan en los vídeos XXX de esta parte del globo con los de otros países.

Ahora bien, las limitaciones del porno japonés se deben a un artículo presente dentro del Código Penal de este país, en el que se especifica que si una persona se encarga de vender o distribuir material obsceno podrá verse sometida a pagar una multa o con una pena en la cárcel.

Al respecto se puede anotar como curiosidad que en el siglo pasado se consideraba que un acto obsceno era enseñar el cuerpo humano desnudo.

Pues bien, con el paso del tiempo la definición de material obsceno se ha ido actualizando dentro de la legislación japonesa, dando como resultado que las restricciones en los orientales para los vídeos porno se hiciera un poco más laxa.



En la actualidad los productores japoneses tomaron la decisión de distorsionar los genitales valiéndose de la técnica del mosaico, pues se ha establecido en el último tiempo que las áreas obscenas son los genitales y el vello púbico.

Las restricciones de los vídeos porno japoneses son claras al establecer que cualquier tipo de material que vaya a ser comercializado o producido en el país debe cumplir con la normatividad.

Por esa razón una buena parte de los productores de vídeos porno japoneses han optado por trasladar a los actores a otras zonas del mundo tan sólo para grabar. Es por esa razón que se puede encontrar porno japonés sin censura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario